Información cortesía de: Aciprensa

El sacerdote jesuita indio P. Alexis Premkumar Antonysamy llegó este fin de semana a Nueva Delhi (India) tras ser liberado después de ocho meses secuestrado por insurgentes en Afganistán, donde trabajaba para una organización no gubernamental.

El primer ministro indio, Narendra Modi, aseguró en Twitter que habló con el sacerdote y con su familia, en un mensaje en el que se mostró "encantado" por el regreso del presbítero.

El sacerdote fue capturado el 2 de junio de 2014 en la provincia de Herat, en el oeste de Afganistán, cuando desarrollaba tareas educativas para el Servicio Jesuita para Refugiados.

En su liberación ha trabajado desde entonces el Gobierno indio "incluyendo en los más altos niveles al primer ministro", afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores, Syed Akbaruddin, en una nota en la que no se dio detalles de la liberación.

El portavoz expresó el agradecimiento "a todos aquellos que trabajaron incansablemente durante los últimos ocho meses para ayudar en esta tarea humanitaria de asegurar la puesta en libertad” del sacerdote.

El P. Alexis Premkumar Antonysamy, de 47 años de edad, llevaba en Afganistán cerca de tres años, dirigía un centro educativo benéfico y fue secuestrado cuando visitaba una escuela acompañado de un profesor, según la agencia india IANS.

En agosto del año pasado, tres ingenieros indios secuestrados por los talibanes fueron liberados en la provincia de Logar, en el este de Afganistán, tras una operación militar.

Afganistán atraviesa una etapa de repunte de la violencia tras el retiro, a finales de 2014 de la misión ISAF de la OTAN, sustituida por la operación Apoyo Decidido, que mantiene a entre 3.000 y 4.000 soldados aliados en tareas de formación del Ejército afgano junto a unos 10.800 militares de Estados Unidos en misión "antiterrorista".